30 ene. 2008

Maestros y Padres

Comparte con nosotros tus opiniones, conocimientos y recomendaciones para que los alumnos estudien.

Alumnos

Comparte con nosotros los consejos, tips y técnicas de estudio que te han funcionado mejor.

Bienvenidos


Para obtener las mejores calificaciones no necesitas ser un genio, ni el “cerebrito” del salón, tampoco necesitas pasarte las 24 horas del día estudiando y no tienes que decir que te fascina la escuela y que te encantan las asignaturas.

Lo único que tienes que hacer es cambiar tus malos hábitos de estudio, reemplazándolos por hábitos buenos, aprender y poner en práctica un método para estudiar y listo.

Suena fácil, ¿verdad? En realidad no es tan sencillo, pero tampoco es tan difícil. Lo podrás hacer sólo si cuentas con los siguientes requisitos:

• El anhelo de ser mejor, de conseguir más de lo que tienes.

• Fuerza de voluntad.

¡Te invito a asumir el reto! Demuéstrate a ti mismo y a los demás todo lo que eres capaz de hacer.

Visita cada una de las secciones de este Blog (ubicadas en la columna de CONTENIDO), analízalas, ponlas en práctica, escribe lo que piensas al respecto, haznos saber tus dudas o temas de interés.

Esta web está hecha para ti.


26 ene. 2008

Epílogo

Escribí este blog con el sincero deseo de ayudarte a mejorar tu rendimiento académico. Durante gran parte de mi vida como estudiante no tuve la oportunidad de conocer ningún método de estudio y te confieso que sufrí bastante con algunas asignaturas.

Hoy la situación es otra y la diferencia la ha marcado el uso de las técnicas que te he compartido.

Estoy seguro de que este sistema te dará muy buenos resultados, si lo asumes con voluntad y determinación. La parte más difícil sin duda alguna será la eliminación de tus malos hábitos y la adquisición de hábitos buenos. La fórmula para adquirir un hábito es la repetición de los actos, cuanto más veces lo repitas aumentará la disposición de hacerlo otra vez hasta que sea algo permanente.

Sin embargo, la única manera de cerciorarte de que el sistema realmente sirve será utilizándolo tú mismo. Entonces podrás darte cuenta de que no es tan difícil estudiar y obtener las mejores calificaciones.

Conforme vayan aumentando mis conocimientos, iré actualizando esta guía. Me encantaría conocer tu opinión, tus sugerencias y dudas, mismas que serán tomadas en cuenta y compartidas con nuestra comunidad estudiantil.

Te deseo lo mejor.

Atentamente

César A. Góngora Briceño
cesargongora@hotmail.com

Bibliografía

Lerma, Héctor, ¿Qué tipo de alumno soy? Una guía para mejorar en el estudio, Ed. Trillas, México, 2007.

Marshall, Brian, Estudiantes de éxito, Ed. Selector, México, 2001.

Michel, Guillermo, Aprende a aprender, guía de autoeducación, Ed. Trillas, México, 2006.

Olcese, Alfieri, Cómo estudiar con éxito, técnicas y hábitos para aprender mejor, Ed. Alfaomega, México, 2006.

Woolfolk, Anita, Psicología educativa, Ed. Prentice Hall, México, 1999.

Los 5 errores más graves que cometemos al estudiar

El desconocimiento de técnicas eficientes para estudiar nos lleva a cometer serios errores, cuyo resultado la gran mayoría de las veces es una mala calificación. Aquí te presento los cinco errores más graves.

1. Intentar aprender todo un día antes del examen. Este grave error lo cometen aquellos alumnos que por lo general no estudian nada, hasta que tienen encima las fechas de exámenes. El problema es que tienen que estudiar en un día los temas que se vieron durante varios meses de clase.

2. Intentar memorizar el contenido de los libros, sin comprender. Lo importante es entender lo que el autor trata de decirnos y ser capaces de explicarlo con nuestras propias palabras.

3. Estudiar acostado. En la cama, hamaca o sofá, lo más seguro es que te quedes dormido a los 15 minutos.

4. Faltar o no prestar atención a la clase. ¿Sabías que prestar atención y tomar notas durante la clase hace que tu capacidad retentiva aumente hasta en un 75 por ciento? Este será uno de los primeros pasos del método de estudio que aquí te propongo.

5. Estudiar escuchando música a todo volumen. Esta es una práctica bastante arraigada en los jóvenes, estudiar escuchando a tu grupo favorito. Sin embargo, los expertos opinan que lo mejor es estudiar en silencio.

¿Te identificaste con uno o varios de los errores señalados? Todos hemos cometido estos errores alguna vez en nuestra vida. Pero ha llegado el momento de corregir lo que estamos haciendo mal.

Hábitos de estudio

¿Qué son los hábitos?

Un hábito es cualquier acto adquirido por la experiencia y realizado regular y automáticamente. Es una práctica o costumbre que realizas con frecuencia. Los antiguos filósofos decían que el hábito es una "segunda naturaleza"; eso significa que la naturaleza del hombre se enriquece o empobrece, se perfecciona o se denigra, con el hábito.

Hay hábitos malos y buenos. Como ejemplo de hábitos malos podríamos mencionar el hecho de fumar, comerse las uñas, hablar demasiado (sin escuchar), dejar todo para después o echarle la culpa a los demás. Date cuenta y verás que las personas que tienen estos hábitos lo hacen todo el tiempo. Ejemplo de hábitos buenos son la puntualidad, la responsabilidad, el orden y la limpieza.

Los buenos hábitos serán la clave del éxito en todas las áreas de tu vida. Hoy los puedes aplicar como estudiante pero el día de mañana también te servirán como trabajador, profesionista, empresario o padre de familia. Si deseas tener éxito, lo podrás lograr llenándote de buenos hábitos que te encaminen hacia ese objetivo.


Buenos hábitos de estudio

Podríamos hacer una lista inmensa que contenga todos los hábitos de estudio recomendados por expertos en la materia, pero mejor vamos a concentrarnos en 5 hábitos que serán el comienzo de tu nueva vida como estudiante y que harán la diferencia entre el alumno que eras antes y el que serás a partir de ahora.

Solamente te recuerdo que no bastará con que los conozcas, ya que deberás ponerlos en práctica todos los días hasta lograr arraigarlos. Los hábitos se adquieren a través de la repetición constante de los actos.

1. Organiza tu tiempo, elaborando un plan de actividades diarias.

2. Presta atención al maestro durante la clase y toma nota de lo más importante (ojo, no se trata de intentar copiar todo lo que diga).

3. Estudia todos los días, de preferencia a la misma hora y en el mismo lugar.

4. Utiliza un método para estudiar.

5. Ten siempre una actitud positiva ante la vida, incluso ante los problemas (con eso vencerás los malos hábitos del miedo, el desaliento y la derrota).

Método básico para estudiar

Un método es el modo de realizar una cosa con orden, algo así como un procedimiento o plan. En nuestro caso estamos hablando de un plan para estudiar cada una de las asignaturas que cursas.

Aquí te propongo un método básico, que utiliza diversas técnicas como la lectura rápida, el subrayado, el resumen y el repaso. Te recomiendo que pruebes y utilices este método durante un semestre completo.

Para poner en práctica este método de estudio, en primer lugar deberás conocer y practicar los 5 hábitos que vimos anteriormente. Esto significa que al momento de sentarte a estudiar ya habrás tomado apuntes en la clase y tendrás programada una hora y lugar fijos para esta actividad. Ten a la mano todo el material que necesitarás (libreta de apuntes, libros, diccionario) y pide que nadie te interrumpa durante tu tiempo de estudio.

El método que te propongo consta de 4 sencillos pasos que pondrás en práctica para estudiar cada una de tus asignaturas durante el tiempo que hayas establecido en tu programa de actividades (dale clic a cada una para ver los detalles de las técnicas):

1. Primera lectura rápida del material.
2. Segunda lectura, subrayando las ideas principales.
3. Elaboración de un resumen.
4. Repaso.

Bienvenidos

Para obtener las mejores calificaciones no necesitas ser un genio, ni el “cerebrito” del salón, tampoco necesitas pasarte las 24 horas del día estudiando y tampoco tienes que decir que te fascina la escuela y que te encantan las asignaturas.

Lo único que tienes que hacer es cambiar tus malos hábitos de estudio, reemplazándolos por hábitos buenos, aprender y poner en práctica un método para estudiar y listo. Suena fácil, ¿verdad? En realidad no es tan sencillo, pero tampoco es tan difícil. Lo podrás hacer sólo si cuentas con los siguientes requisitos:

• El anhelo de ser mejor, de conseguir más de lo que tienes.
• Fuerza de voluntad.

¡Te invito a asumir el reto! Demuéstrate a ti mismo y a los demás todo lo que eres capaz de hacer.